Metodología y Plan de Trabajo

El marco disciplinar desde el que se aborda este Proyecto de Investigación es la Antropología, pues esta disciplina – que no es ni Historia ni Filosofía, pero que tiene bastante de las dos- indaga más que nada sobre la memoria (Díaz de Viana, 2011). Su objeto es el ser humano y éste es un animal hecho de memoria, al que ésta y su continuidad -individual y colectiva- le proporcionan consciencia de sí mismo, conocimientos heredados de otros e identidad.

Así que, para la recuperación, objetivación y conservación de la memoria cultural sobre la Mérida industrial nos vamos a servir de la metodología y las técnicas que la Antropología nos ofrece. Se va a hacer un abordaje del objeto de estudio desde una perspectiva etnográfica de acción colaborativa y etnohistórica que nos va a permitir a la par que seguir los rastros de una cultura histórica aún parcialmente viva, a través de algunos de sus protagonistas, estudiar la cultura por medio del análisis tanto de las tradiciones escritas y orales como de los documentos históricos. Todo ello nos va a ayudar a re-vivir en el presente el pasado histórico-cultural de la localidad. De esta forma, se re-construye la historia de las manifestaciones culturales, desde el punto de vista de sus propios protagonistas.

La novedad de esta estrategia de investigación reside en el hecho de que los alumnos que conforman el equipo de investigación son, además de investigadores del proyecto, objeto de estudio, es decir sujetos protagonistas de la investigación dado que son personas de más de 55 años que vivieron la etapa industrial de la ciudad de Mérida y, en algunos casos, trabajaron en las industrias y fábricas que había en la ciudad. La finalidad es facilitarles formación en la disciplina antropológica y en sus técnicas de investigación al tiempo que ellos aportan sus propios conocimientos, experiencias, percepciones de esa “historia” industrial que aún está presente en su memoria y su red de contactos socio-laborales que permitirá ampliar la investigación y profundizar en el conocimiento sobre esa cultura histórica.

Esta investigación consta de tres fases que se inicia con la delimitación del objeto de estudio y la fase de documentación; en la segunda, los miembros del equipo de investigación utilizando las técnicas propias de la etnografía (entrevistas y grabaciones de audio, notas de campo, observación-participante, análisis de documentos: prensa, documentos oficiales, etc.), y bajo guía de los investigadores responsables, realizan el Trabajo de Campo; y en la tercera, y última, se realiza la organización del material recogido, su reflexión, redacción de las conclusiones y subida al blog.

Bibliografía

Díaz de Viana, L (2011) “Sobre la conveniencia o no de recordar: Memoria y sentimientos en las reacciones colectivas ante la catástrofe”, en Sánchez Carretero, C. (coord.) El archivo del duelo. Madrid: CSIC, pp. 231-241.