La Hostería del antiguo Matadero de Mérida

 

16/12/2015
Juan Antonio Ramos Blanco
Antonia Castro Mateos

 

La Hostería es el último vestigio del antiguo Matadero Industrial de Mérida. Una empresa que fue, con sus más de 500 trabajadores a finales de los años cuarenta, de la mano del empresario gallego D. José Fernández López, la primera empresa de la región extremeña (González, 2005: 20) y, según el Diario Hoy de fecha 25-11-1977, estaba a la cabeza de las españolas dentro del sector alimentario, a finales de los años setenta.

La creación del “Matadero” se enmarca en la política proteccionista e intervencionista de la dictadura de Primo de Rivera para la estimulación de la producción nacional y el fomento de la industria. Efectivamente, a finales de la década de los años 20 se funda el Matadero como sociedad anónima, -“Productos de la Ganadería Extremeña S.A” (Delgado, 2005: 194) con el objeto de “…organizar, centralizando la venta de todo el ganado de abastos o sacrificio, la matanza, la conservación en cámaras frigoríficas, la transformación, la industrialización…” (De la Barrera: 2006: 181) y su posterior comercialización. Se pretendía abastecer los principales mercados nacionales desde Mérida y por tren.

El Matadero se inaugura el tres de febrero de 1930 (Caballero, 2008: 377). Estaba situado en la orilla izquierda del río Guadiana, a la salida del puente del ferrocarril. Entre sus instalaciones se encontraban, además del apartadero ferroviario, los edificios frigoríficos, la fábrica de hielo artificial, las salas de calderas, de charcutería, de picar, saladeros, almacenes, un “pabellón de higiene” con salón de duchas, baños y comedores para doscientos hombres y otras tantas mujeres (De la Barrera, 2006: 183).

En efecto, la Hostería era el lugar donde habitualmente comían los trabajadores y trabajadoras del “Matadero” y donde se hospedaba a los ganaderos y pastores que traían los rebaños para su sacrificio desde diferentes puntos de la geografía española, a pie, a través de veredas y cañadas, en camiones o en tren.

Recuerda Juan Antonio Ramos Blanco, un antiguo trabajador del “Matadero”, con cuarenta años de servicio, que la empresa facilitaba vales de comida a los empleados que los solicitaban. Luego, el importe del recibo se le descontaba al trabajador de la nómina. Por lo general, era el personal de las oficinas quienes hacían uso de este servicio, pues los operarios y operarias de la fábrica, normalmente, se llevaban la comida de casa en las «talegas» o «tarteras». Como las que se llevaban Ana Valero, trabajadora temporera del matadero en los años 60 y sus compañeras:

“…Nosotros nos llevábamos comida caliente, porque allí había un comedor muy grande que tenía unas cocinas también muy grandes (…) Allí, había uno para hacer la lumbre, para calentar las comidas. Tu se las dejabas allí tapadas y él las iba poniendo, porque con tantísimo personal, pues ¡imagínate!…”.

Ciertamente, las jornadas de trabajo en aquellas fechas eran largas con apenas tiempo para descansar y almorzar, lo que les obligaba a la mayoría de los trabajadores y trabajadoras del “Matadero” a comer en sus instalaciones. Nos lo explica Juan Antonio Ramos Blanco:

“…En esos años no había los medios de transporte que hay ahora y teníamos poco tiempo para ir a comer a la ciudad, a Mérida. Así que nos era más rentable quedarnos a comer allí...·.

En el mismo sentido se manifiesta Ana Valero:


“..Íbamos andando por la vía del tren desde mi pueblo, Calamonte, a unos 7 u 8 kilómetros de Mérida, hasta el Matadero. Entrábamos a las siete de la mañana y salíamos de trabajar a las 5.30 ó 6 horas de la tarde y sólo teníamos media hora más o menos para almorzar. Así que no nos daba tiempo a ir a casa a comer…”.

Añade Juan Antonio que la Hostería también era frecuentada por los comerciales del Matadero quienes invitaban allí a sus clientes, con coste a la empresa, después de ver jamones o cerrar un trato.

Con el traslado de la fábrica de Carcesa, en el año 2006, la Hostería pasa a manos municipales, que lo destina a imprenta. Posteriormente, en el año 2009, el Consistorio rehabilita el recinto con la intención de habilitarlo como “centro de día” para dependientes. Proyecto que, pese a las inversiones realizadas, no llega a materializarse (Soriano, 2012). Pues tras un cambio de signo político en el gobierno municipal, las instalaciones fueron cedidas al Arzobispado de Mérida-Badajoz para su explotación como comedor social, en mayo del 2013. El comedor abre sus puertas el doce de diciembre del mismo año y es gestionado por las religiosas Hospitalarias de Jesús Nazareno que se encargan también del Centro de Acogida Padre Cristóbal.

Para más información sobre el Matadero Industrial de Mérida vide:http://unedseniormerida.blogspot.com.es/search/label/Matadero%20Regional%20de%20M%C3%A9rida.

Bibliografía

Caballero Rodríguez, J. (2008) Maximiliano Macías y su tiempo (1867- 1934) Mérida. Ed. Artes Gráficas Rejas.

De la Barrera Antón, J. L. (2006) Memorias y olvidos en la historia de Mérida. Mérida. Ed. Artes Gráficas Rejas.

Delgado Rodríguez, F. (2005) Viejos Escenarios Emeritenses II. Mérida. Ed. Aproext.

González Pedraza, J. A. (2005) “Los archivos de empresa en España: Castilla-León, Castilla-La Mancha y Extremadura”, en Revista Historia Transportes, Servicios y Telecomunicaciones. Nº 5. Obtenido desde: http://hdl.handle.net/10760/6833.

Otras fuentes documentales consultadas

Iglesia en camino. Semanario de la Archidiócesis Mérida-Badajoz, nº 920. 5 de enero de 2014. Obtenido desde: http://www.christusrex.org/www1/camino/ca01-05-14.pdf.

Informativo Municipal (IM) Junio, 2009/nº 7. Ayuntamiento de Mérida. Junta de Gobierno Municipal. Sesión ordinaria celebrada en primera convocatoria el 5 de marzo de 2010. Ayuntamiento de Mérida. Obtenido desde: http://merida.es/descargas/junta-gobierno/20100305-junta-gobierno.pdf.
Junta de Gobierno Municipal. Sesión ordinaria celebrada en primera convocatoria el 1 de junio de 2011. Ayuntamiento de Mérida. Obtenido desde: http://merida.es/descargas/junta-gobierno/20110601-junta-gobierno.pdf.
HOY. Diario Regional de Extremadura, 25 de noviembre de 1977. Ed.: EDICA S.A.
Soriano, J. (2012), “Caritas abrirá un comedor social en la antigua Hostería de Carcesa”, en HOY. Diario Regional de Extremadura, 3 de noviembre de 2012. Ed.: EDICA S.A.

 

Hosteria Matadero

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *